Hospital Calvo Mackenna realiza cirugía a niño con fisura en paladar y labio leporino

Pequeño se hizo conocido en capítulo de Contacto del 7 de junio.

<< Ver todas las noticias
  • Pequeño oriundo de Huillinco se hizo conocido tras su aparición en programa Contacto de Canal 13, referido a médicos especialistas que no vuelven a trabajar a instituciones de salud pública.
  • La Cirujano Plástico Carmen Gloria Morovic llevó a cabo el procedimiento en el que se pudo corregir una fisura labial bilateral con compromiso de paladar.

La historia de Adán se hizo conocida tras el reportaje del programa Contacto de Canal 13 “Doctores fantasmas”, capítulo dedicado a los médicos especialistas que no volvían a trabajar a las instituciones de salud pública, luego de obtener becas para estudiar una especialidad.

Allí supimos de Adán, un niño de 12 años de la localidad de Huillinco ubicada a 200 km de Concepción, quien estaba a la espera de una cirugía para corregir una fisura labial bilateral con compromiso de paladar.

La Cirujana Plástica del Hospital Calvo Mackenna, Carmen Gloria Morovic, tomó contacto con la producción del programa y se coordinó para realizar la cirugía del pequeño en el establecimiento pediátrico.

Una vez conocido el caso clínico, la Dra. Morovic y su Equipo realizaron la evaluación del caso y resolvieron reconstruir el labio. “Evaluamos en conjunto con fonoaudiólogos y nos dimos cuenta que la fístula era muy pequeña pero muy sintomática. Entonces decidimos cerrarle la fístula y hacerle de nuevo el labio. No tenía unidos los músculos del orbicular, lo que hacía que se deformara mucho cuando gesticulaba”, menciona.

La cirugía, que se realizó este jueves 18 de junio en los Pabellones del Hospital Calvo Mackenna, se extendió por 90 minutos.

Luego de haber concluido la cirugía, la Dra. Morovic comentó sobre el éxito de la intervención: “La operación salió muy bien. Le pudimos reforzar el músculo del paladar para que hable mejor y le reconstruimos el músculo en el labio para que pueda tener buena gesticulación”.

Mónica Betancourt, madre del pequeño, manifestó su alegría y agradecimiento. “Lo más importante, como mamá, es que mi hijo cumplió su sueño y que nadie se va a reír de él”, mencionó. “Él va estar feliz cuando se vea porque lo único que quiere es ver cómo quedó y cómo va a hablar. Agradezco a la Dra. Morovic que es excelente como doctora y como persona. Ahora me voy a mi hogar feliz con mi hijo”, refirió visiblemente emocionada.

La Cirujana Plástica del Hospital comentó que Adán podrá volver a su casa en un par de semanas, luego de que se haya realizado manejo de su cicatriz y se siga un tratamiento con fonoaudiólogo.

Así como Adán, durante el año cerca de 100 son los niños que se someten a este tipo de cirugías en el Hospital Pediátrico.