Hospital Calvo Mackenna remodela e implementa 8 box de aislamiento para atender pacientes covid-19

La inversión de estas obras tuvo un costo aproximado de 230 millones de pesos, financiados por AMICAM.

<< Ver todas las noticias

Para dar una mejor atención a los niños y niñas de nuestro Hospital y más seguridad al personal clínico que presta servicios en las unidades con pacientes con sospecha o confirmados de Covid-19, en poco más de 60 días la Unidad de Diseño y Desarrollo Hospitalario, con el importante aporte de recursos de la Corporación de Amigos del Calvo Mackenna (AMICAM), concluyó el proyecto de remodelación e implementación de ocho box de aislamiento con capacidad para 16 camas en el 2° piso de la Urgencia y cuatro en la Unidad de Agudo Indiferenciado.

Carolina Cañas, subdirectora de Recursos Físicos cuenta que “el proyecto se segmentó en dos etapas porque la prioridad del Hospital era habilitar lo antes posible el 2° piso de la Urgencia con cuatro box con extracción independiente para albergar niños que esperan resultados de exámenes PCR”.

La segunda etapa consistió en la remodelación de una sala del Agudo Indiferenciado, también con cuatro box de aislamiento pero para hospitalizar niños con Covid positivo. Las obras concluyeron esta semana y quedaron habilitadas a partir del 3 de junio.

Sobre la complejidad de ejecutar obras de este tipo en plena contingencia por pandemia, Carolina explica que fueron trabajos que se hicieron en doble turno y conforme a todas las medidas recomendadas por IAAS para evitar contagios: “la empresa tuvo a todo el personal con mascarilla; dispusimos de una persona dedicada a la limpieza permanente del sector; generamos espacios exclusivos para la circulación de los trabajadores y contamos además con la comprensión del personal clínico asistencial, en el sentido de tolerar el ruido durante el desarrollo de las obras”.

A corto y mediano plazo y una vez superada la contingencia por Covid-19, la remodelación e implementación de los box de aislamiento garantizará al Hospital contar con espacios para atender pacientes con infecciones respiratorias sin el riesgo de contagiar a otros en la misma sala, sobre todo en futuras campaña de invierno.

La inversión de estas obras tuvo un costo aproximado de 230 millones de pesos, financiados por AMICAM, que por más de treinta años ha sido un benefactor muy importante para el establecimiento, con muchos proyectos de este tipo; en tanto que para el equipamiento clínico el Hospital invirtió alrededor de 85 millones de pesos./