Hospital Calvo Mackenna se transforma en el sexto centro de referencia en el mundo de EVAT

Categoría la obtiene tras una historia de avances y desafíos

<< Ver todas las noticias
  • Tras una acuciosa evaluación de parte del St. Jude Children´s Research Hospital, el Hospital Pediátrico de Chile se transformó en uno de los 6 Centros de Excelencia EVAT que existen en el mundo. EVAT es un instrumento de escala de valores y alerta temprana que permite anticiparse al deterioro del paciente oncológico, disminuyendo la morbimortalidad e impactando en la calidad del cuidado.
  • En adelante, el Hospital Pediátrico de Chile será responsable de capacitar y orientar a otros hospitales nacionales e internacionales que se quieran sumar en  instalar esta herramienta en sus centros. 

Los días 8 y 9 de agosto, una delegación del St. Jude Children´s Research Hospital llegó hasta el Hospital Dr. Luis Calvo Mackenna en el marco de la última evaluación necesaria para que el recinto se transformara en uno de los seis Centros de Referencia a nivel mundial del Programa Norteamericano EVAT (Escala de Valoración de Alerta Temprana).

Tras dos días de reuniones y observación en terreno, el equipo del Hospital Norteamericano, compuesto por Asya Agulnik y Janeth Quelal, hizo entrega de la certificación que ubica en adelante al Hospital como un Centro de Referencia.

Asya Agulnik, directora del programa global de cuidados críticos del St. Jude Children's Hospital, destacó el trabajo de los equipos y el liderazgo y excelencia con el que funcionan. “Vemos mucha fortaleza en lo que han hecho aquí y lo que pueden contribuir a la región como Centro de Referencia. Una de las cosas que destacamos es el liderazgo, que facilita la ejecución del proyecto”, mencionó.

El Director del Hospital Calvo Mackenna, Dr. Jorge Lastra, agradeció y destacó la visita, y dijo que la certificación era una forma de reconocer el trabajo de calidad que permanentemente tienen los equipos. “Nosotros creemos que este reconocimiento no es azaroso porque responde a un trabajo en una línea de alto nivel y exigencia, en el marco de una tradición de trabajo con el St. Jude… Se trata de un esfuerzo permanente por mantener un modelo de trabajo de primera calidad para los niños y adolescentes”, refirió.

La historia de EVAT en la institución

EVAT es un instrumento de escala de valores de alerta temprana que permite al personal de salud identificar e informar sobre el deterioro de un paciente de manera de disminuir la morbimortalidad. La herramienta es capaz de mezclar signos vitales, y la preocupación tanto del personal de salud como de la familia.

Se trata de un mecanismo que permite derivar de manera oportuna a aquellos pacientes que necesiten ingresar a la Unidad de Paciente Crítico, anticipándose al deterioro del paciente.

En la práctica EVAT es el resultado de una evaluación, que entrega un puntaje y que a su vez otorga un color: verde, amarillo o rojo. En el caso del algoritmo del Hospital Calvo Mackenna, si el paciente está en verde, el personal debe mantener los cuidados; si está en amarillo los controles de enfermería deben ser más frecuentes y ser alertado el médico de la Unidad; y si pasa a Rojo se debe llamar a Residentes de Pediatría o a UPC, para determinar el accionar o solicitar el traslado inmediato del niño o niña a la Unidad de Paciente Crítico.

Esta Escala de Valoración está basada en el ajuste que hizo el Boston Children's Hospital del Pediatric Early Warning Score (PEWS). Este trabajo, que permitió adaptar el PEWS a un modelo específico con pacientes oncológicos con acceso restringido a cama intensiva, se llamó más tarde EVAT. Posteriormente, este proyecto se radicó en el St. Jude Children´s Research Hospital, institución que  se convirtió en centro de referencia y educador de los demás centros.

En el Hospital Calvo Mackenna la utilización de la herramienta comenzó en el año 2016 con las unidades Oncología y Trasplante de Médula Ósea. En el año 2017, el Protocolo cambió y hubo un ingreso masivo de centros a EVAT, ahora en un formato distinto al que había ingresado el Hospital. La institución quedó entonces en una situación intermedia y decidió, ya en el año 2018, mirar el Protocolo que ya estaba instalado en el Hospital y re estructurarlo considerando lo ya conseguido por los equipos antecesores, y lo que exigía el nuevo Protocolo. Este trabajo estuvo a cargo de un equipo ampliado de profesionales liderados por las enfermeras Paulina Vergara y Antonella Torelli, junto al Dr. Carlos Acuña.

Son básicamente esas modificaciones al Protocolo las que se presentaron al Comité del Hospital Norteamericano en la evaluación realizada en terreno.

Actualmente existen 48 países haciendo EVAT en distintas etapas, y desde hoy el Hospital Calvo Mackenna pasa a la última de estas etapas transformándose en Centro Referente y Formador.

Según explica el Dr. Carlos Acuña, uno de los coordinadores del Programa, “la idea del Hospital en adelante es ocupar esta misma herramienta de alerta temprana para pediatría general, lo que sería una técnica innovadora, que además permitiría estandarizar una forma de cuidado del paciente”.