Hospital celebra recambio de importante equipo médico

Programa de cirugía cardíaca recibió tres nuevos equipos que perfeccionan la atención.

<< Ver todas las noticias
  • La recién llegada Bomba Extracorpórea permitirá resolver complejas cirugías de pacientes cardiológicos.
  • Junto a la máquina, el Hospital celebra un nuevo Intercambiador de calor y un Recuperador Sanguíneo.

El pasado 20 de abril el Hospital Dr. Luis Calvo Mackenna fue escenario para la entrega de un importante equipo médico que permitirá mejorar la atención de niños y niñas con problemas cardiacos.

Se trata de una moderna Bomba de Circulación Extracorpórea, la que reemplaza las funciones del corazón y del pulmón de un paciente, permitiendo la circulación extracorpórea.

La máquina forma parte de las donaciones que la Corporación de Amigos del Hospital, AMICAM, realizó este 2017 al Programa de Cirugía Cardiaca del Hospital.

Durante la ceremonia de recepción, el Jefe del Programa, Dr. Guillermo Zamora, junto con agradecer a la Corporación de Amigos del Calvo Mackenna, describió de manera detallada el funcionamiento de la máquina que viene a reemplazar un equipo similar que funcionó durante los últimos 25 años en la Unidad, permitiendo operar a cerca de 7 mil pacientes.  El Doctor señaló que el éxito de la máquina que se dejará de usar, estuvo puesto en el grupo de personas que aprendieron a trabajar con ella.

El Jefe del Programa también tuvo palabras para fomentar la renovación de los equipos de manera regular. “Sinceramente espero que esta máquina no dure otros 25 años. Sinceramente no quiero operar otros siete mil pacientes con esta máquina, porque no me parece justo que mis pacientes tengan que vivir con la tecnología de hace 40 años para someterse a una cirugía de este tipo”, mencionó.

El Director del Hospital, Dr. Jorge Lastra, destacó el aporte que realizó la Corporación de Amigos del Calvo Mackenna a través de esta donación y junto con ello subrayó cada uno de los aportes que han concretado desde 1985, lo que ha permitido en estos últimos 30 años remodelar y expandir la infraestructura del Hospital, dotar de nuevo equipamiento médico y favorecer a la capacitación de sus profesionales, entre otros.

El Director señaló también la relevancia del talento de los equipos para hacer fructífera la alianza con la Corporación. “No seríamos capaces de ser receptivos de esta donación si no fuéramos capaces de hacer esta oferta, del tamaño de la que estamos haciendo, frente al desafío del país y de nuestros niños”, mencionó

El presidente de AMICAM, Jorge Montes, comentó sobre el origen de la corporación y el espíritu que ha contagiado a quienes de ella participan. “A lo largo de estos casi 32 años de vida, el espíritu del Dr. Puga se fue contagiando a más de 15 mil personas que están detrás de nosotros haciendo su donación generosa y perseverante. Esa milésima parte de los habitantes de este país ha sido capaz de generar un gran aporte en infraestructura, equipamiento, y capacitación profesional”, mencionó.

La historia que marca el desarrollo

Fue en el año 1953 que John Gibbon logró cerrar por primera vez una comunicación interauricular en una  mujer utilizando una máquina corazón-pulmón.

La intervención fue perfeccionada por John Kirklin, de la Clínica Mayo, quienes comenzaron un programa de cirugía a corazón abierto con el prototipo de la máquina "Mayo-Gibbon-IBM”.

Sin embargo fue Walton Lillehei quien introdujo posteriormente el oxigenador de burbujas de hélice, el que aportó precisión y seguridad al prototipo.

En 1957, en el Hospital Luis Calvo Mackenna, Helmuth Jaeger realizó en el país la primera operación exitosa con máquina corazón-pulmón.