La Navidad se adelanta para niños y niñas de la Unidad de Endocrinología.

Actividad se transformó en una alegre instancia de colaboración y generosidad.

<< Ver todas las noticias
  • Un mimo y un violín, baile, una lúdica ola, pintacaritas, regalos y la posibilidad de compartir de una manera diferente con el equipo tratante, marcaron la tradicional celebración de Navidad de la Unidad  de Endocrinología.

Una actividad que comenzó hace 4 años con no más de 5 usuarios, hoy repleta el Auditorio Aníbal Ariztía.

Se trata de la celebración de Navidad para niños, niñas y padres de la Unidad de Endocrinología del Hospital Calvo Mackenna.

En palabras de la Dra. María Virgina Pérez, Jefa de la Unidad, se trata de una instancia que permite “realizar una capacitación en temas de la diabetes, a través de recetas y otras sugerencias como las relacionadas con el ejercicio. Sin embargo la idea fundamental es pasarla bien”.

Un objetivo con el que se cumplió a cabalidad.

Música, juegos y alegría fueron elementos protagonistas en esta instancia donde participaron cerca de 50 niños y niñas con sus padres, y la que contó con la colaboración de grupos de Pastoral, Alimentación y Comunicación de DUOC UC. Los entusiastas estudiantes motivaron a los pequeños presentes con juegos y dinámicas, además de ofrecerles un rico cóctel preparado especialmente según sus posibilidades.

La Dra. Pérez mencionó que este tipo de actividades “permite a los niños conocer al equipo de otra forma, más cercana. Y a nosotros nos permite asegurar que la diabetes está integrada al día a día de estos niños”.

Durante la actividad, los pequeños recibieron regalos de un grupo de trabajadores del Laboratorio Tecnofarma, junto con nuevos glucómetros, con cintas de regalo Freestyle de Abbot.

El Equipo Organizador, compuesto por asistente social, sicóloga, nutricionista y dos médicos, se encuentra trabajando en un Manual sobre la enfermedad, que al igual que esta instancia de alegría, busca difundir y capacitar en el manejo de la Diabetes en niños y niñas.