Problemas de audición en niños y niñas muchas veces se confunden con déficit atencional

La recomendación es hacer temprano el diagnóstico para descartar problemas de audición.

<< Ver todas las noticias
  • Profesionales recomiendan realizar diagnósticos tempranos para descartar Hipoacusias, o disminución parcial o total en la capacidad de detectar frecuencias e intensidades del sonido, que muchas veces son confundidas con déficit atencional y que con un diagnóstico y tratamiento oportuno permiten a niños y niñas llevar una vida sin fracasos escolares y sin la necesidad de asistir a escuelas especiales. 
  • El llamado lo realiza la Unidad de Otorrinolaringología del Hospital Dr. Luis Calvo Mackenna, en el marco de la Semana de la Audición, donde se logró reducir en un 60% la lista de espera del Hospital.

Que la detección temprana puede transformar la vida académica y social de los niños y niñas, es una de las máximas de Sofía Bravo, fonoaudióloga de la Unidad de Otorrinolaringología del Hospital Dr. Luis Calvo Mackenna.

“El paciente que acabo de ver tenía una hipoacusia del 50%. Toda su vida estuvo estigmatizado como alumno con déficit atencional y trastorno de aprendizaje. Si este diagnóstico se hubiese realizado antes, hubiésemos podido cerrar la brecha y el paciente estaría asistiendo a un colegio con proyecto de integración. De hecho este mismo niño con audífonos, podría ya tener un 100% de audición”, comenta. 

La Hipoacusia es una disminución parcial o total en la capacidad para detectar ciertas frecuencias e intensidades del sonido, pudiendo afectar a uno o ambos oídos.

En Chile se estima que entre el 7 y el 15% de los preescolares presentan algún tipo de déficit auditivo. Resulta por tanto esencial realizar un diagnóstico temprano de la enfermedad para así lograr un desarrollo del lenguaje acorde al nivel cognitivo del niño y evitar repercusiones en el aprendizaje comunicacional.

Durante la Semana de la Audición del Establecimiento Pediátrico se citaron a todos los pacientes de la lista de espera del Hospital. De ellos se logró realizar el diagnóstico de cerca de 123 pacientes que equivalen al 60% de la lista de espera.

Entre los resultados, los profesionales de la Unidad de Otorrinolaringología encontraron pacientes con Hipoacusia e Hipoacusias moderadas, que muchas veces pasan desapercibidas. Esto en palabras de Sofía Bravo, “se traduce en niños que tienen dificultades de aprendizaje y que vienen como consulta inicial por un déficit atencional. Son niños que escuchan el 60%, y si uno hace entrevista de tú a tú andan bastante bien en un ambiente silencioso. Pero ese niño en una situación escolar en donde hay mucho ruido se pierde y tiene bajo rendimiento. Por eso muchas veces están sub diagnosticados”.

La mayoría de las Hipoacusias tienen una solución y tratamiento. “Tenemos un programa de audífonos bastante bueno y hay muy buenos resultados a nivel de inclusión escolar. Esos niños mejoran su rendimiento, aumentan la autoestima y su seguridad. Muchas veces, a estos niños al tener tantos fracasos escolares los mandan a escuelas especiales siendo que con un buen diagnóstico y un tratamiento oportuno no tendrían ningún problema”, comenta Bravo.