Realizan trasplante hepatorrenal a pequeño que convivió toda su vida con enfermedad fibropoliquística

Cirugía se realizó en 10 horas con equipo de cerca de 15 funcionarios de la salud

<< Ver todas las noticias
  • Una cirugía que no se realizaba hace cerca de 2 años fue la que se concretó el domingo 4 de agosto en el Hospital Dr. Luis Calvo Mackenna. La intervención duró cerca de 10 horas, y en ella participaron 15 funcionarios de la Unidad de Trasplante de Órganos Sólidos.
  • El pequeño de 13 años, oriundo de Iquique, se recupera en la Unidad de Cuidados Intermedios del Hospital, y se prepara a comenzar una nueva vida lejos de las diálisis.

El domingo 4 de agosto el Equipo de Trasplantes del Hospital Dr. Luis Calvo Mackenna desarrolló un trasplante hepatorrenal gracias a la donación de un donante fallecido, que cambiará la vida de un pequeño iquiqueño.

El trasplante favoreció a Martín González (13) quien después de luchar durante toda su vida con una enfermedad fibropoliquística, recibía un hígado y un riñón.

En la cirugía, liderada por la Dra. Gloria González, participaron alrededor de 15 personas entre médicos, enfermeras, técnicos y arsenaleras.

Una vida en torno al Hospital

Martín se trata desde los 3 meses en el Hospital Calvo Mackenna. Según comenta su madre, Andrea Vargas, supieron tempranamente que llegando a la última etapa de la enfermedad tendrían que extremar los cuidados porque lo que se vendría sería el trasplante. “Sabíamos que cuando entrara a la etapa cuatro íbamos a tener que preparar la casa, los cuidados, todo. A comienzos de este año, cuando entramos en ese periodo, comenzamos también a sacar todos los pases con cerca de 10 especialistas, dentistas, oftalmólogos, etc. Hasta que por fin nos dieron el permiso final para ingresar a la lista de trasplantes. No fue fácil. En esa lista estuvimos 4 meses hasta que me llamaron por teléfono ese sábado 3 de agosto en la noche”, recuerda emocionada.

La semana del 3 de agosto, la familia de Martín estaba recién pasando el susto de haberlo tenido hospitalizado 10 días en el Hospital de Iquique. Estaban precisamente haciendo aseo, “extremando los cuidados”, como tantas veces les habían solicitado. En eso estaba Andrea cuando recibió el llamado de Carolina González de la Unidad de Trasplantes de Órganos Sólidos del Hospital Calvo Mackenna. “Yo estaba limpiando el baño y no entendía por qué me llamaba. Me preguntó por los exámenes y las infecciones y ahí me dijo ‘hay posibilidades para un donante’. Quedamos congelados. Bañamos a Martín rápido, sacamos las maletas que ya estaban casi listas y nos fuimos al aeropuerto. ¡Estábamos tan nerviosos y apurados! Cuando llegamos al aeropuerto nos dimos cuenta que no había ningún avión. En el aeropuerto empezaron a conseguir números de aviones privados. Y en la desesperación compramos pasajes para el otro día a primera hora. Hablamos de nuevo con el Equipo de Trasplante y finalmente decidimos devolvernos a la casa para esperar ese vuelo que era el más seguro. ¡Pero en la casa no dormimos nada! Al otro día, cuando por fin viajamos, fue todo muy rápido y cuando llegamos al aeropuerto estaban los Carabineros esperándonos”, dice Andrea.

Mientras esto ocurría, un equipo de la Fuerza Aérea de Chile traía a Santiago los órganos de un generoso donante recientemente fallecido.

Horas más tarde, en la capital, ocurrió el milagro. Tras 10 horas de cirugía Martín comenzó una nueva vida, con órganos sanos que lo alejarían de la diálisis diaria, del cansancio y de hospitalizaciones reiteradas.

Ana se emociona al recordar todo lo ocurrido, mientras acurruca a su hijo en la Unidad de Cuidados Intermedios. “Estamos agradecidos de todos los equipos que permitieron esto. Gracias a la preparación, a la información que nos entregan, y al cariño”, refiere.  

Según el equipo tratante, si la evolución de Martín se mantiene, durante los próximos meses podría volver a Iquique para encontrarse con su familia, amigos, y una nueva historia por escribir.

Como Martín, existen otros 38 niños a la espera de un hígado o riñón. Durante este año 2019 se han desarrollado 7 trasplantes de hígado y 12 trasplantes de riñón, manteniendo la cifra de los trasplantes realizados al mismo periodo en 2018.