Resguardo de pacientes UPC Cardiovascular HLCM en período de pandemia

El HLCM dispuso medidas para que Cardiovascular continúe siendo una unidad especialmente protegida.

<< Ver todas las noticias

Debido a la contingencia nacional a raíz de la pandemia por Covid-19 y considerando la particular condición de los pacientes operados o sometidos a procedimientos de muy elevado riesgo en la Unidad Cardiovascular, la Dirección del HLCM ha dispuesto medidas para continuar siendo una unidad especialmente protegida.

Como ustedes saben, un paciente que se infecte significa que toda la unidad debe ser cerrada y con ello comprometeríamos al principal centro de derivación para resolución de cardiopatías congénitas en Chile. Esto provocaría un desastre y no podemos arriesgarnos a que eso ocurra.

Por esta razón y teniendo en cuenta que a pesar de esta crítica condición queremos asegurar el contacto cercano entre padres e hijos/as, para disminuir la posibilidad de contagio entre el personal, personal/paciente, personal/acompañantes y paciente/acompañantes hemos dispuesto las siguientes restricciones a las visitas:

  1. Se mantiene la suspensión de visitas anunciada el 25 marzo pasado hasta nuevo aviso.
     
  2. El médico residente llamará cada día a los padres para entregar información del paciente entre las 12 y 14 horas.
     
  3. La enfermera tratante responderá las llamadas de los padres durante el resto del turno, en un número que será asignado para tales efectos.
     
  4. Se dispondrá de un celular único para que los padres realicen video-llamadas con sus hijos/as.
     
  5. Se autorizará la visita de un familiar por un máximo de una hora, sólo en caso de que la realización de ésta sea perentoria, indispensable (pacientes en perioperatorio inmediato), ética (por agravamiento de condición clínica) o acordada por alguna otra razón muy especial. En estos casos la visita será coordinada por la enfermera tratante bajo las siguientes condiciones:
  • Control de temperatura al ingreso. Con fiebre no se podrá ingresar.
  • Horarios diferenciados por familia para vigilar higiene de manos y uso de Equipo de Protección Personal (EPP). 
  • Cambio de ropa (de pabellón) antes de entrar y al salir y en sala de padres, supervisado.
  • Sin contacto cercano entre visita y paciente (distancia mínima de 1 metro y medio).

Por último, nos parece importante señalar que la unidad está brindando apoyo a las familias durante este proceso, monitoreando a los adultos responsables de los niños/as por vía telefónica y acogiendo sus aprehensiones frente a estos resguardos.

Asimismo, se confeccionará a los familiares un certificado ad hoc para efectos de solicitud de salvoconducto, en los casos que ameriten control ambulatorio o ingreso para cirugía en nuestro servicio.


Por su comprensión y colaboración, muchas gracias.

 

Providencia, 2 de abril de 2020.