RNAO se inscribe como un nuevo hito de excelencia del Hospital Calvo Mackenna

Programa consiste en la instalación de Guías de Mejores Prácticas en la Institución

<< Ver todas las noticias

- El Hospital Calvo Mackenna, junto a otras 5 instituciones del país, fue seleccionado para instalar un Programa internacional de Guías de Mejores Prácticas, que permite avanzar en excelencia y calidad en la atención.

- En la actividad de lanzamiento del Programa en el Hospital Pediátrico, la subdirectora de Gestión del Cuidado Margarita Canales dijo que “este desafío nos impone demostrar todas nuestras capacidades profesionales, basadas en el rigor científico, liderazgo y cuidados humanizados a nuestros niños y niñas”.

- La instancia estuvo presidida por Milán Rodríguez, Jefe del Departamento Gestión del Riesgo Asistencial, DIGERA, y el director del Hospital Pediátrico Dr. Jorge Lastra, junto a representantes de hospitales y centros de salud, y funcionarios del establecimiento.

Este martes 11 de septiembre el Auditorio Aníbal Ariztía fue escenario para el lanzamiento de un importante Programa internacional que se traduce en la instalación de Guías de Mejores Prácticas de la Asociación profesional de Enfermeras tituladas, practicantes y estudiantes de enfermería de Ontario, Canadá (RNAO) en el Hospital Calvo Mackenna.

Según recordó la Coordinadora del Programa RNAO en el Hospital, la enfermera Paula Villablanca, la RNAO “ha sido una voz fuerte y creíble que ha llevado a la profesión a influir en políticas de salud pública y a promover la excelencia en la práctica clínica. Bajo este enfoque, la RNAO ha creado el Programa de Guías de Mejores Prácticas, publicando a la fecha 54 guías basadas en la mejor evidencia científica”.

Fue en diciembre 2017 que el Ministerio de Salud de Chile firmó un convenio con RNAO con el objetivo de llevar la enfermería basada en la evidencia a seis instituciones a lo largo del país. Una de estas instituciones fue el Hospital Luis Calvo Mackenna.

Margarita Canales, subdirectora de Gestión del Cuidado del Hospital, dijo que esta designación se da en el contexto de la trayectoria y la excelencia del Hospital, lo que le permitía cumplir con los criterios necesarios para sumarse en este desafío Ministerial y Nacional. “Este desafío nos impone demostrar todas nuestras capacidades profesionales, basadas en el rigor científico, liderazgo y cuidados humanizados a nuestros niños y niñas”, refirió.

El Director del Hospital, en la misma línea, dijo que este reconocimiento que se realiza al Hospital se da en el marco de una historia de trabajo perseverante y comprometido del establecimiento, por la vanguardia y la respuesta a las demandas más complejas de la salud pediátrica. “Lo que hoy celebramos nos viene a recordar los valores que caracterizan nuestra institución y que han marcado su avance y desarrollo. Que estas Guías nos permitan seguir en la línea de la excelencia, intentando adelantarnos a las necesidades y fomentando la mejor de las prácticas para y con nuestros usuarios”, dijo.

Cómo y quiénes instalarán el Programa

En términos prácticos la instalación de este Programa permitirá la implementación de 3 guías en un plazo de 3 años. Se trata de las guías: “Valoración del riesgo y prevención de las lesiones por presión”, “Prevención de caídas y disminución de las lesiones derivadas de las caídas”, y “Cuidados y mantenimiento de los accesos vasculares para reducir las complicaciones”. Estas guías facilitarán a su vez: las mejoras en el cuidado de la salud y de los ambientes laborales, a nivel local, nacional e internacional; la reducción de la variación en cuidado y contexto; la transferencia de la evidencia investigativa a la práctica; el fomento del apoyo del conocimiento de enfermería; el asistir en la toma de decisiones clínicas y de administración; la identificación de brechas en investigación; detener las intervenciones que tienen poco efecto o causan daños y finalmente reducir costos.

Debido a su resultado, el Programa de Mejores Prácticas de la RNAO se ha extendido en Canadá y a países de todo el mundo, como Australia, China, España, Colombia, Perú y Bolivia.

Los resultados del Programa a nivel internacional han estado directamente relacionados con los equipos que han instalado las guías en los diversos países. En el caso del Hospital Calvo Mackenna, se trata de profesionales denominados “Mega Champions” y “Champions”, quienes fueron reconocidos en la actividad de lanzamiento del Programa en el Hospital.  En futuro deberían pasar de ser 41 funcionarios a cerca de 100 personas las que estén preocupadas del correcto funcionamiento del Programa en el Hospital.

El primer grupo de “Mega champions”, Equipo Central de la instalación del Programa, está compuesto por los enfermeras(os) Margarita Canales; Marcela Sanz; Camila Bunot; Daniela Fernández; Karina Barrientos; Roxana Aránguiz; Carlos Sánchez; Adriana Vega; Teresa Riveros; Graciela Henríquez; Karen Durán y Rafaella Saldías.

El segundo grupo, compuesto por 29 personas, quienes participarán en la instalación de la primera guía, denominados “Champions”, fueron recientemente capacitados por el Equipo Central y pertenecen a los estamentos de enfermería, técnico de enfermería y kinesiología.

Desde que se designó al Hospital como parte de esta Red de Hospitales con RNAO en el país, el equipo central de RNAO ha sido capaz de avanzar en diversas líneas entre las que destacan: la difusión del Programa de Mejores Prácticas de la RNAO entre funcionarios y a través de diversos medios; la creación de redes con enfermeras de otros hospitales pilotos, de Clínica Las Condes (centro RNAO en Chile), MINSAL y BPSO Académico; la lectura y análisis de las guías de la RNAO; la selección de 4 unidades piloto: UPC cardiovascular, UPC pediátrica, Trasplante de Médula Ósea y Segunda Infancia; la asistencia a Jornadas de Enfermería atingentes a la RNAO; la inclusión del equipo de calidad a las reuniones RNAO/BPSO; la evaluación de brechas entre las recomendaciones de la RNAO y las prácticas del HLCM, en conjunto con el equipo de calidad; la planificación de estrategias frente a las brechas encontradas; la obtención y análisis de tasas de incidencia de LPP en el HLCM y sus notificaciones; la elaboración de informes para el MINSAL (evaluación de brechas, evaluación del entorno y propuesta de indicadores); búsqueda y análisis de evidencia científica; la captación de futuros champions clínicos; la primera capacitación de Champions; entre otros.

Si quiere conocer más de estas Guías Prácticas, puede pinchar aquí. 

Imágenes de la actividad, aquí.