Talleres cosmetológico con fines terapéuticos: otra forma de sanar.

Iniciativa del Equipo de Cirugía busca transformarse en una herramienta para sumar calidad de vida.

<< Ver todas las noticias
  • Equipo de Cirugía construyó un taller terapéutico dirigido a niños, niñas y adolescentes que debido a sus condiciones de salud han quedado con cicatrices faciales visibles.
  • El taller, que buscó entregar herramientas para favorecer la autoestima y la calidad de vida, contó con el apoyo del Centro de Bienestar de Salcobrand y COANIQUEM.

El  Equipo de Cirugía Plástica del Hospital Dr. Luis Calvo Mackenna, que dirige la Dra. Carmen Gloria Morovic, llevaba meses reflexionando sobre los desafíos que conllevaba el término del proceso de aquellas condiciones de salud que han dejado secuelas faciales visibles. Junto con el soporte sicológico que siempre se brindaba, había un componente relativo a la autoestima que no se resolvía; faltaba proporcionar otro tipo de apoyo para que la rehabilitación fuera integral.

Fue entonces que decidieron comenzar a tirar líneas para construir una inédita iniciativa que fuera capaz de entregar a los usuarios herramientas claves para el autocuidado, las que a su vez favorecieran la calidad de vida de los niños, niñas y adolescentes.

Con el proyecto en mente, la Unidad generó alianzas de colaboración con COANIQUEM y Salcobrand, donde fueron recibidas con energía y entusiasmo.

Se forja entonces el Taller de Autocuidado Cosmetológico Terapéutico.

La instancia busca complementar el tratamiento de pacientes, con la incorporación del apoyo cosmetológico que potencia la seguridad de los niños y niñas con respecto a su apariencia facial.

A través de dos sesiones de Maquillaje Terapéutico, que se realizan en el centro de Bienestar de Salcobrand y que son coordinadas por una especialista, la cosmetóloga clínica entrega herramientas técnicas, prácticas para disminuir la visibilidad de las secuelas cicatriciales de cara y cuello.

En el primer taller realizado en octubre participaron adolescentes con Síndrome de Goldenhard y portadores de Fisura de Labio Palatina. Gabriela Mateluna Trabajadora Social del Equipo de Cirugía, mencionó que uno de los logros más evidentes del encuentro es que “las niñas se fueron con las herramientas de cuidado de la piel que corresponden a su edad. El taller fue capaz de potenciar el autocuidado por sobre el maquillaje. De destacar los rasgos, más allá de la patología”. Y agregó: “las niñas que asistieron  valoran la posibilidad de aprender a maquillarse, pero sobre todo de conocer a sus pares que están pasando por los mismos desafíos e inseguridades”.  

La intención del Equipo de Cirugía Plástica Reconstructiva es replicar esta instancia durante el próximo año, abarcando una mayor cantidad de niños, niñas y adolescentes interesadas en adquirir nuevas herramientas para la vida.